El problema del lateral se originó por un golpe en la activación previa al partido con Claypole y ayer no fue al banco de suplentes ante Vélez porque los médicos le vieron muy roja el área afectada.

El problema de Mas se originó el pasado miércoles por la mañana, por un golpe que sufrió en la activación previa al partido frente a Claypole, por los 32avos de final de la Copa Argentina. Esa noche, el futbolista se sintió bien y fue titular ante el conjunto de la Primera C. Sin embargo, al otro día la zona afectada se inflamó.

Con el correr de los días, el área se deshinchó, pero comenzó a enrojecerse. Ayer, los médicos de Boca vieron que el lugar afectado estaba muy rojo y decidieron que lo mejor era que Mas no formara parte del encuentro en el que Boca terminó goleando al Fortín.

Si bien la recuperación que tendrá que afrontar el defensor será de pocos días, será difícil que llegue en condiciones para fin de semana, por lo que Miguel Ángel Russo, que ya perdió a Salvio la semana pasada, podría tener la baja de otro futbolista de cara al Superclásico del próximo domingo ante River, en La Bombonera, a las 18. 

Por el lado del “Toto” Salvio, le espera un largo tiempo de inactividad debido a la ruptura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. La lesión le demandará entre seis (6) y ocho (8) meses de recuperación. Al ex Benfica, se le efectuó una cirugía plástica para agregarle un injerto en la zona ligamentaría comprometida .El futbolista manifestó, a través de sus redes sociales, que no ve la hora de entrenar para volver mejor que nunca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here